Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ACTUALIDAD

Desafíos y estrategias para el cuidado de la audición

La médica otorrinolaringóloga, Ximena Schejtman, se refirió a los desafíos de la especialidad.

Imagen del articulo

Los aspectos más relevantes del artículo

  • La doctora Schejtman señala que uno de los desafíos de la otorrinolaringología es abordar y aprender a tratar todas las consecuencias que la COVID ha dejado.
  • En ese sentido, plantea que la alteración del olfato, la disfonía y el tinnitus son algunas de las consultas más frecuentes recibidas pos-COVID.
  • Otro desafío son los importantes avances en la tecnología aplicada al campo de la audición.
  • Los implantes les permiten a personas que nacen sordas o quedan sordas a lo largo de la vida que puedan tener acceso al sonido.
  • Pero la gran meta es que este avance esté al alcance de todos aquellos que lo necesiten.

Hoy se conmemora, a nivel internacional, el Día de la Audición. En esta fecha tan importante, es necesario tener en cuenta que, en su informe mundial sobre audición de 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que en toda América 217 millones de personas viven con algún tipo de pérdida auditiva. Para 2050, se calcula que 332 millones de habitantes de esta región tendrán una pérdida auditiva en mayor o menor grado.

Los datos revelan la necesidad de promover acciones preventivas de manera urgente, principalmente, porque como bien señala la médica otorrinolaringóloga Ximena Schejtman (@consultorioorl) “una vez que uno pierde la audición, no hay tratamiento ni rehabilitación ”.

En estos casos, la especialista señala que la única alternativa es equiparse con un audífono, aunque este dispositivo no sirve en todos los casos. “Hay pacientes que pierden la posibilidad de discriminar ciertas palabras y eso no mejora con un simple audífono”, añade la doctora Schejtman.

Pero, ¿cómo evitar llegar a esta instancia? Uno de los grandes problemas de las grandes ciudades son los ruidos. Por eso, la profesional subraya que “es importante que la población tenga conciencia sobre los efectos de los sonidos altos y la influencia de estos en nuestra salud”.

¿Cuáles son los desafíos de la otorrinolaringología en la actualidad?

– Nuestro desafío en la actualidad, como ocurre con muchas otras ramas de la medicina, es abordar y aprender a tratar todas las consecuencias que la COVID nos ha dejado. Sin lugar a dudas la alteración del olfato, la disfonía y el tinnitus son algunas de las consultas más frecuentes recibidas pos-COVID.

Otro desafío hecho realidad en las últimas décadas son los importantes avances en la tecnología aplicada al campo de la audición con el advenimiento de dispositivos auditivos implantables.

La ciencia, la tecnología y la industria marcaron cambios en la historia de la humanidad dándole la oportunidad, a personas que nacen sordas o quedan sordas a lo largo de la vida, de que puedan tener acceso al sonido. Nuestra meta es que estos avances estén al alcance de todos aquellos que lo necesiten en tiempo y forma.

La médica otorrinolaringóloga Ximena Schejtman.

-¿Cree que existen suficientes esfuerzos en la promoción de la salud auditiva mediante políticas públicas?

-En la Argentina existe el Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, que se centra en garantizar el acceso de todo recién nacido al estudio temprano para evaluar su capacidad auditiva y al tratamiento oportuno si lo necesita, según los términos de la Ley Nacional N° 25.415/2001. El objetivo de esta normativa es garantizar progresivamente el diagnóstico y tratamiento de la Hipoacusia infantil a todos los recién nacidos en el territorio de la República Argentina.

La hipoacusia infantil es una patología silente que no produce síntomas en lo inmediato. Por tal motivo, es de gran importancia detectarla precozmente para poder tratarla oportunamente y así, evitar o disminuir el efecto que tal condición produce sobre el aprendizaje, el desarrollo del lenguaje y la interacción social.

-¿Qué prácticas deberían aconsejarse para el mantenimiento de una buena audición?

-Para cuidar la salud auditiva recomiendo:

  • Protegerse de sonidos fuertes como golpes, el tráfico, sonidos estridentes del entorno como obras en la calle o altavoces en un concierto.
  • Usar auricularesa un volumen adecuado. Siempre por debajo del 60% de su volumen, de modo que sea posible oír los sonidos que se producen alrededor. La OMS recomienda limitar la escucha a una hora para no causar daño.
  • Mantener el volumen de la televisiónde la radio y de equipos de sonido o reproductores de música a un volumen bajo.
  • Utilizar tapones aislantes especiales si se trabaja en ámbito donde se produzcan ruidos fuertes. Por ejemplo, fabricas, industrias, discotecas, etcétera.
  • No utilizar hisopos ya que es necesario mantener algo de cera en el oído para preservar su equilibrio y protegerlo de posibles infecciones. Su uso puede causar daños irreversibles relacionados con la pérdida auditiva.
  • Secarse bien los oídos después de ducharse o bañarte en casa o en una piscina para evitar la humedad en el conducto auditivo y posibles infecciones
  • Cuidar los oídos cuando se esté con catarro, infección u otro cuadro de vía aérea superior.
  • No aplicar gotas o remedios caseros en el oído sin la previa consulta a un especialista. Si se nota un oído taponado o pérdida de la capacidad auditiva, acudir directamente al médico para que trate el problema.
  • Evitar otorgar a los niños juguetes que produzcan altos niveles de ruido. Esto es especialmente importante dado que los niños a menudo mantienen los juguetes cerca de sus oídos, lo cual los expone a un daño auditivo.
  • Visitar a un médico especialista cuando se noten molestias en los oídos.
  • Evitar automedicarse y someterse a tests auditivos preventivos.

Por otro lado, es recomendable pasar por una revisión auditiva en:

  • Recién nacidos y lactantes.
  • Niños en edad preescolar y escolar.
  • Personas expuestas al ruido.
  • Personas que reciben drogas ototóxicas.
  • Adultos mayores.

-¿Cómo afecta la contaminación sonora a la audición?

-El ruido es una mezcla de sonidos de diferentes frecuencias que, según su intensidad, resulta molesto. En la actualidad se considera un contaminante “invisible” y genera gran preocupación, sobre todo en áreas urbanas, en donde la cantidad de vehículos, bocinas y el uso de auriculares de manera constante y con volúmenes altos juegan un papel importante y crean un gran impacto en la salud de los habitantes.

Entre otras cosas, el ruido:

  • Genera alteración del descanso y el sueño al provocar, por ejemplo, insomnio.
  • Aumenta el riesgo de tener trastornos cardiovasculares como hipertensión arterial, angina de pecho e infarto de miocardio.
  • Provoca hipoacusia y acúfenos (zumbidos en los oídos) en jóvenes. También, alteración en la discriminación de la palabra.
  • Puede aumentar el nivel de estrés o de irritabilidad (en el caso de sonidos de 80 a 90 dB), lo que también impacta en actividades mentales como la concentración.

Entre un 10% y 15% de la población sufre de acúfenos, ¿cómo es posible prevenirlos?

Zumbidos, acúfenos o tinnitus son sinónimo de un mismo problema; y significan percibir un sonido sin que exista una fuente externa que lo genere. Es un síntoma que puede ser muy incapacitante. Puede ocurrir de forma aislada (sin causa identificable) o junto con un trastorno asociado al oído o de causa sistémica.

Algunos ejemplos son:

  • Presbiacusia (una causa frecuente)
  • Hipoacusia súbita
  • Trauma acústico
  • Enfermedad de Meniere
  • Otoesclerosis
  • Neurinoma del acústico

Otras patologías sistémicas como la anemia, ateroesclerosis, diabetes, HTA, disfunción tiroidea, entre otros, trastornos en la ATM, lesiones de cuello y cabeza, entre otras pueden provocar tinnitus.

Si bien puede empeorar con la edad, en muchas personas el tinnitus puede mejorar con tratamiento. A veces, el tratamiento de una causa de fondo detectada permite reducir el síntoma. Otros tratamientos reducen o tapan el ruido, lo que hace que el tinnitus se perciba menos.

Cómo prevenirlo:

  • Huir del ruido.
  • Usar protección auditiva.
  • Bajar el volumen de los auriculares.
  • Evitar el uso de medicamentos ototóxicos sin prescripción médica.
  • Mantener hábitos de vida saludables. No fumar. Evitar el consumo excesivo de alcohol, grasas saturadas y carnes rojas, para eludir la hipertensión y el colesterol, ya que ambos contribuyen al tinnitus.
  • Evadir el estrés.
  • Hacer ejercicio.
  • Tratar precozmente las enfermedades del oído y de las vías respiratorias con un especialista.

 

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Medicina familiar Medicina general

400 horas
Curso superior en medicina interna. MKSAP 18

Obstetricia

600 horas
Formación integral en obstetricia
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios