Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ACTUALIDAD

Estudian la vinculación entre la hepatitis pediátrica aguda y el SARS-CoV-2

En un reciente estudio publicado en The Lancet, un grupo de investigadores indaga la relación entre esta forma particular de hepatitis y el SARS-CoV-2.

Imagen del articulo

Los aspectos más relevantes del artículo

  • Al 72% de los niños con hepatitis aguda grave en el Reino Unido se les detectó un adenovirus.
  • El SARS-CoV-2 se identificó en el 18% de los casos notificados en el Reino Unido y en 11% de los 97 casos sucedidos en Inglaterra.
  • Los pacientes dieron positivo en las pruebas de SARS-CoV-2 al ingresar a los centros de salud.
  • Otros tres, habían dado positivo en las 8 semanas anteriores al ingreso.
  • En la misma línea, 11 de los 12 pacientes notificados en Israel habían tenido COVID-19 en los últimos meses.
  • Los casos de hepatitis aguda grave en niños notificados recientemente podrían ser consecuencia de la infección por adenovirus con trofismo intestinal en niños previamente infectados por SARS-CoV-2 y portadores de reservorios virales.

Desde hace algunas semanas se han informado, en diversas partes del mundo, centenares de casos graves, en niñas y niños, de hepatitis aguda. Hasta el momento, las causas de la infección resultan desconocidas. Sin embargo, en un reciente estudio publicado en The Lancet, un grupo de investigadores indaga la relación entre esta forma particular de hepatitis y el SARS-CoV-2.

Presencia de adenovirus

Los pacientes con hepatitis aguda grave presentan síntomas gastrointestinales que luego progresan a ictericia. En algunos casos, desarrollan insuficiencia hepática aguda. Según los investigadores, en la mayoría de los casos no se han encontrado exposiciones ambientales comunes y un agente infeccioso sigue siendo la causa más plausible.

Los virus de la hepatitis A, B, C, D y E no se han encontrado en estos pacientes, pero al 72% de los niños con hepatitis aguda grave en el Reino Unido se les detectó un adenovirus. De 18 casos subtipificados en Reino Unido, todos fueron identificados como adenovirus 41F.

Este no es un subtipo infrecuente y afecta predominantemente a niños pequeños y pacientes inmunocomprometidos. No obstante, no se había informado previamente que el adenovirus 41F causara hepatitis aguda grave.

Presencia de SARS-CoV-2

El SARS-CoV-2 se identificó en el 18% de los casos notificados en el Reino Unido y en 11% de los 97 casos sucedidos en Inglaterra. Los pacientes dieron positivo en las pruebas de SARS-CoV-2 al ingresar a los centros de salud. Otros tres, habían dado positivo en las 8 semanas anteriores al ingreso.

En la misma línea, 11 de los 12 pacientes notificados en Israel habían tenido COVID-19 en los últimos meses. Además, la mayoría de los casos de hepatitis informados fueron en pacientes demasiado jóvenes para ser vacunados contra la COVID-19.

Los investigadores creen que es probable que las pruebas serológicas en curso arrojen un mayor número de niños con hepatitis aguda grave e infección por SARS-CoV-2 anterior o actual.

¿Cómo se vincula el SARS-CoV-2 con la hepatitis pediátrica aguda grave?

La infección por SARS-CoV-2 puede provocar la formación de un reservorio viral. La persistencia viral del SARS-CoV-2 en el tracto gastrointestinal puede conducir a la liberación repetida de proteínas virales a través del epitelio intestinal, lo que da lugar a una activación inmunitaria.

Tal activación inmune podría estar mediada por un motivo de superantígeno dentro de la proteína del pico del SARS-CoV-2. Este proceso desencadena una activación amplia e inespecífica de las células T. Esta activación de células inmunitarias mediada por superantígenos se ha propuesto como un mecanismo causal del síndrome inflamatorio multisistémico en niños.

Se ha informado hepatitis aguda en niños con síndrome inflamatorio multisistémico, pero no se investigó la coinfección de otros virus.

Los investigadores plantean la hipótesis de que los casos de hepatitis aguda grave en niños notificados recientemente podrían ser consecuencia de la infección por adenovirus con trofismo intestinal en niños previamente infectados por SARS-CoV-2 y portadores de reservorios virales.

Por eso, sugieren que se investigue la persistencia del SARS-CoV-2 en las heces, la desviación del receptor de células T y la regulación positiva de Interferón Gamma (IFN-γ) en los niños con hepatitis aguda, porque esto podría proporcionar evidencia de un superantígeno del SARS-CoV-2 en un huésped sensibilizado con adenovirus-41F.

Si se encuentra evidencia de activación inmunitaria mediada por superantígenos, se deben considerar terapias inmunomoduladoras en niños con hepatitis aguda grave.

Casos en América Latina de hepatitis pediátrica aguda 

Los últimos reportes indican que al menos siete países latinoamericanos reportaron casos probables de hepatitis aguda infantil de origen desconocido. En esos siete países se detectaron 33 casos. Además, existen otros 53 sospechosos que se están estudiando.

En México se informó sobre la muerte por esta enfermedad de un niño de 3 años. El secretario de Salud del estado de Hidalgo, Efraín Benítez, confirmó la información.

El primer país latinoamericano en registrar un caso sospechoso fue Argentina, aunque todavía está bajo investigación para confirmar si su origen es desconocido.

El 5 de mayo el Ministerio de Salud de ese país informó que un niño de 8 años estaba internado en un hospital de la ciudad de Rosario. Debió recibir un trasplante y evolucionaba favorablemente. A él se sumaron ocho casos más.

Costa Rica reportó el caso de una niña de 2 años con hepatitis aguda que dio positivo a la prueba de adenovirus. Días después recibió el alta.

El país centroamericano informó después de una niña de 4 años cuya hepatitis tenía origen desconocido, aunque en ese caso el test de adenovirus dio negativo, informaron medios locales.

Brasil reportó la detección de 44 posibles casos, de los cuales se descartaron tres y 41 están en estudio.

México sostuvo que había detectado cinco posibles casos, pero ya se desestimaron dos, mientras que, en Panamá, dos casos estaban siendo estudiados.

Puerto Rico reportó dos casos sospechosos; uno de una niña de 2 años que, lamentablemente, falleció.

La primera alerta sobre la enfermedad en niñas y niños fue dada por el Reino Unido el pasado 5 de abril.

 

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Pediatría

350 horas
Programa de actualización avanzado en pediatría hospitalaria

Pediatría

600 horas
Curso superior de urgencias y emergencias pediátricas
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

BBC

The Lancet

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios