Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ACTUALIDADENFERMERÍA

Personas con VIH mostraron amplias respuestas inmunes contra el SARS-CoV-2

Hipótesis avalada por un estudio llevado a cabo en España y Argentina.

Imagen del articulo

Los aspectos más relevantes del artículo

  • La aplicación de herramientas de Inteligencia Artificial en la medicina continúa avanzando
  • La Resistencia Microbiana sigue preocupando a expertos, especialmente en las salas de emergencias
  • Investigaciones polémicas, como el desarrollo de órganos humanos dentro de animales, empezarán a desarrollarse este año

Hasta hace apenas unos meses existía poca evidencia sobre la respuesta inmune de personas con VIH frente al SARS-CoV-2. En 2020, un análisis realizado en la ciudad de Nueva York había indicado que pacientes con esta patología no presentaban un mayor índice de morbilidad en caso de contraer COVID-19. Esta hipótesis fue avalada por un pequeño estudio llevado a cabo en un centro hospitalario de España, una investigación de caso en China y una serie de casos estudiados en la ciudad de Nueva Jersey.

Afortunadamente, dos nuevas investigaciones, presentadas la 11ava Conferencia Internacional de la Sociedad del sida sobre la ciencia del VIH (IAS por sus siglas en inglés), avalan esta perspectiva. Indican que las personas con VIH en tratamiento antirretroviral mostraron amplias respuestas inmunes contra el SARS-CoV-2.

España: análisis de la respuesta inmune de personas VIH positivas y negativas tras la infección por SARS-CoV-2

El Dr. Juan Tiraboschi y sus colegas del Hospital Universitario de Bellvitge, en España, evaluaron las respuestas inmunes de personas VIH positivas y negativas que se habían recuperado de la COVID-19. Observaron tanto la inmunidad humoral, o las respuestas de anticuerpos, como la inmunidad celular, o las respuestas de las células B y T. Ambos componentes del sistema inmunológico juegan un papel importante en la lucha contra el SARS-CoV-2.

En las once personas con VIH analizadas la edad promedio fue de 52 años y todas se encontraban realizando la terapia antirretroviral (TAR). Antes del diagnóstico de COVID-19, el último recuento de células CD4 de los participantes variaba de 284 a 1000 células/mm3. Sin embargo, cinco habían tenido un recuento de CD4 nadir, el más bajo posible, por debajo de las 220 células/mm3.

Entre los participantes, seis presentaron COVID-19 de moderado a grave.

Los investigadores, también, analizaron a 39 personas VIH negativas. Entre ellas, 20 habían presentado COVID-19 leve; y 19, moderado a grave.

Las respuestas inmunes, en ambos grupos, se midieron a los tres y seis meses posteriores a la infección por SARS-CoV-2.

Observaciones del estudio

A los tres meses, casi todas las personas VIH negativas (94%) y el 73% de las positivas tenían anticuerpos IgG detectables contra el SARS-CoV-2. Principalmente, aquellas que habían desarrollado cuadros graves de COVID-19. En cambio, el 60% de las personas VIH positivas que habían tenido síntomas leves, no presentaban dichos anticuerpos.

El resultado fue el mismo en el grupo VIH positivo a los seis meses, mientras que, para ese lapso de tiempo, algunas personas VIH negativas ya no tenían anticuerpos detectables.

Todas las personas con VIH tenían células B de memoria capaces de producir anticuerpos contra la proteína pico del SARS-CoV-2 a los tres meses, incluidas aquellas sin anticuerpos IgG detectables. Solo una persona VIH positiva perdió las células B de la memoria a los seis meses.

La cantidad de células T fue similar en personas VIH positivas y negativas a los tres meses, pero las personas VIH negativas que habían presentado COVID-19 grave tenían proporciones de células T más altas a los seis meses.

 Inmunización natural y respuesta inmune

Estos hallazgos sugieren que las personas con VIH desarrollan una “inmunización natural” comparable a la de las personas VIH negativas después de recuperarse de la COVID-19. Es más, parece haber una correlación entre la COVID-19 más severa y la fuerza de la inmunidad adaptativa celular y humoral a los seis meses.

Además, se detectó una proporción significativa de células B específicas de SARS-CoV-2 entre individuos VIH positivos sin anticuerpos, lo que sugiere que podría desencadenarse una respuesta de anticuerpos “robusta” tras la re-exposición viral en este grupo.

Conclusiones similares en un estudio realizado en Buenos Aires

La Dra. María Laura Polo y sus colegas del Instituto INBIRS, en Buenos Aires, también evaluaron la inmunidad al SARS-CoV-2 en personas que se habían recuperado de la COVID-19. Analizaron muestras de sangre donadas al Biobanco Argentino de Enfermedades Infecciosas de 21 personas VIH positivas, en TAR, con carga viral indetectable, y 21 personas VIH negativas que fueron diagnosticadas con COVID-19 leve a moderado.

Las edades medias de los dos grupos fueron de 47 y 41 años, respectivamente.

El grupo VIH positivo tenía una mediana de recuento de células T CD4 de 554 células/mm3 y una mediana de recuento de CD8 de 605 células/mm3.

Por otra parte, se midieron los niveles de anticuerpos IgG del SARS-CoV-2 y qué tan bien funcionaron contra la cepa original (de tipo salvaje) del SARS-CoV-2. Además, se evaluaron las respuestas de las células T.

Para realizar el análisis celular, se utilizó citometría de flujo. Este método permitió medir la cantidad de células T, células B y células asesinas naturales (NK). Estas últimas proporcionan una primera línea de defensa hasta que las células inmunes específicas del virus entran en acción.

A mayores niveles de células T, mayor capacidad de neutralización por parte de los anticuerpos

Las y los investigadores descubrieron que el 75% de las personas con VIH y el 85% de las personas VIH negativas tenían anticuerpos detectables contra el SARS-CoV-2. Los niveles de IgG no difirieron significativamente entre los dos grupos.

En el grupo VIH positivo, la capacidad de los anticuerpos para neutralizar al SARS-CoV-2 se correlacionó con los niveles de IgG y los recuentos de células T CD4 y CD8. Todos los donantes tenían evidencia de inmunidad celular contra el SARS-CoV-2, aunque las respuestas en el grupo VIH positivo fueron más débiles y menos amplias.

En general, ambos grupos tenían un número y tipo similar de células T CD4 y CD8 vírgenes y de memoria, incluidas las células T reguladoras (que suprimen las respuestas inmunitarias hiperactivas). No obstante, las personas VIH positivas tenían una mayor proporción de células T auxiliares foliculares (que ayudan a las células B que producen anticuerpos).

Los dos grupos mostraron algunas diferencias en los marcadores funcionales de las células inmunes. Las personas VIH positivas tuvieron una mayor expresión de PD-1 (un marcador de agotamiento de las células T) en las células CD4, y de HLA-DR (un marcador de activación de las células T) en células CD8. Asimismo, presentaron varios marcadores diferentes en las células NK.

“Aunque las personas que viven con el VIH mostraron un perfil inmunológico con mayor activación y agotamiento, la gravedad de la COVID-19 no se exacerbó”, concluyó el equipo de investigadores.

La importancia del tratamiento antirretroviral

En las personas con VIH, un recuento conservado de células T CD4 resultó un factor clave para lograr mejores respuestas de los anticuerpos y una mayor capacidad de neutralización. Esto sugiere que el TAR no solo controla el VIH, sino que también mejora la capacidad de controlar otras infecciones.

Al ser consultada en la IAS sobre la efectividad de las vacunas en las personas con VIH positivo, la Dra. Polo expresó: “Creemos que las personas que viven con VIH podrán obtener respuestas sólidas a la vacunación”. Y agregó que su equipo está estudiando las respuestas a las vacunas en personas VIH positivas y negativas que fueron inoculadas con Sputnik V.

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Medicina familiar Medicina general

400 horas
Curso superior en medicina interna. MKSAP 18

Emergentología Medicina familiar

600 horas
Curso superior en medicina de urgencias
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

'-Nature. -Organización Mundial de la Salud. -Conicet.

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios