Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ENFERMERÍA

Actuación de la enfermería en las suturas de urgencias: errores que hay que evitar

En ese momento, es preciso que el enfermero o la enfermera realice un adecuado abordaje del paciente y de la herida para su sutura.

Imagen del articulo

Los aspectos más relevantes del artículo

  • La iniciativa está dirigida a profesionales y estudiantes sanitarios que trabajen en el cuidado de los dispositivos venosos.
  • También a personas adultas responsables de neonatos portadores de dispositivos venosos.
  • La app presenta una gran variedad de contenidos y videos.
  • Cuenta con dos segmentos, uno destinado a profesionales y otro al público general.
  • La tecnología está disponible, de forma gratuita, en versión IOS y ANDROID.

En muchas ocasiones, cuando en la guardia de un centro de salud se presenta un paciente con una herida simple, que no se asocia a complicaciones, es derivado a Enfermería. En ese momento, es preciso que el enfermero o la enfermera realice un adecuado abordaje del paciente y de la herida para su sutura.

El proceso de cierre de una herida implica el momento de la sutura, propiamente dicha, y la instancia posterior a ella, donde se debe mantener una continuidad de cuidados en cuanto a vigilancia, control y curas. Esto es necesario para que la cicatrización se produzca en las mejores condiciones y en el menor tiempo posible. 

Clasificación de heridas

  • Agudas: Dentro de este grupo se encuentran las lesiones quirúrgicas, accidentales, traumáticas y quemaduras.
  • Crónicas: Se pueden agrupar aquí las úlceras por presión, vasculares, neuropáticas y neoplásicas.
  • Simples: Son aquellas que no presentan afectación de órganos o sistemas que sean una complicación grave para el paciente. No implican repercusiones estéticas importantes y presentan buen pronóstico.

Es importante tener en cuenta que aquellas heridas que se consideran complejas o complicadas, porque existe (o se sospecha) afectación de algún órgano o penetración en la cavidad abdominal, torácica o craneal, pueden tener una repercusión estética importante. Además, pueden generar una importante pérdida de tejido, contaminación, de cuerpos extraños, etcétera.

Es importante que el profesional de Enfermería tenga en cuenta que muchas heridas, que en un principio se cataloguen como simples o no complicadas, posiblemente requieran que participen otros profesionales sanitarios para poder curarlas.

Fases del proceso de curación de una herida

  • Observación y valoración de la herida: Se debe valorar la herida de una forma optimizada. Es preciso centrar la atención en los aspectos necesarios e importantes.
  • Colocación de anestesia local.
  • Limpieza y desinfección de la zona donde se encuentra la herida: La limpieza se realiza desde las zonas lesionadas hacia afuera. Al realizar esta acción se debe evitar la entrada de gérmenes en el foco traumático.
  • Exploración y hemostasia: La piel limpia permite saber la viabilidad de la sutura. Brinda la posibilidad de evaluar de manera más precisa la afectación de las estructuras internas.
  • Cierre, oclusión y vendaje: Es importante valorar el tipo de hemorragia (arterial, venosa, capilar o mixta). El sangrado capilar cede espontáneamente en pocos minutos. El venoso, en cambio, se interrumpe aplicando presión local directa y mantenida. Por su parte, el arterial es el menos frecuente pero el más serio. Casi siempre la presión directa y firme sobre la herida permite detener el sangrado. En caso de que persista la hemorragia, cubrir la herida con una gasa estéril y ejercer una compresión fuerte y continua al menos durante 5-10 minutos sin destapar.
  • Seguimiento y continuidad de cuidados.

Suturas de las heridas

En el momento de realizar el cierre de la herida es importante valorar la necesidad de nivelar la herida por capas. Puede que sea necesario el cierre de la fascia y/o del subcutáneo, además de la piel. Para los planos internos es preciso utilizar material reabsorbible. Asimismo, puede ser adecuado realizar una técnica de punto inverso que deja los extremos de la sutura dirigidos a los planos internos del tejido.

Las tiras adhesivas estériles son una alternativa para las heridas de pequeño tamaño que tengan poca tensión y estén localizadas en zonas de poca flexión y extensión.

Los pegamentos tópicos son una alternativa para cerrar laceraciones traumáticas simples, tanto en niños como en adultos. Ofrecen el beneficio de disminuir el tiempo del procedimiento y reducir el dolor. Se aplica en heridas limpias de bordes biselados sin tensión, con poco sangrado y en zonas de poca flexión y extensión.

Los materiales de sutura más utilizados son los hilos, agujas y grapas. Su aplicación requiere de técnicas de sutura. Las grapas son más rápidas de colocar, y requiere que los cortes sean lineales. Se utilizan en el cuero cabelludo, tronco y extremidades. 

Los errores más habituales en las suturas de las heridas

  • Insuficiente limpieza y antisepsia de la herida traumática, lo cual posibilita que se desarrolle una infección.
  • Mala exploración de la herida, con las consiguientes secuelas de no haber suturado tejidos que deben permanecer unidos.
  • Mala elección del tipo de sutura (material o calibre) o de la anatomía de la aguja a emplear.
  • No colocar suturas internas cuando la profundidad de la herida lo requiere.
  • Situar las suturas internas demasiado cerca de la superficie epidérmica.
  • No realizar exéresis de los bordes lacerados de la herida.
  • Mala técnica en la introducción de la aguja a través de los tejidos o mala elección del tipo de punto.
  • Empleo de una mala técnica de anudado.
  • Exceso de presión en los nudos.
  • Mal reparto de las superficies de la herida.

Retiro de puntos

El retiro de los puntos de sutura depende de la evolución de la herida, su localización, el material de sutura empleado, los factores asociados a la cicatrización, el número de puntos aplicados, las fuerzas a la que pueda estar sometida la herida, etcétera.

Se pueden retirar los puntos en dos tiempos. En primer lugar, se retiran la mitad de los puntos (alternos) y se colocan en su lugar tiras adhesivas de refuerzo. En segundo lugar, se retiran el resto de los puntos y se valora si seguir manteniendo un refuerzo con tiras adhesivas.

El procedimiento de retiro de puntos debe ser una maniobra aséptica, por este motivo, se debe utilizar material estéril. Al finalizar el retiro, volver a limpiar, desinfectar y ocluir la herida.

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Emergentología Medicina familiar

600 horas
Curso superior en medicina de urgencias

Obstetricia

600 horas
Formación integral en obstetricia
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

Enfermeriacreativa.com Enfermeriatv.es

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios