Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ENFERMERÍA

Enfermería: ¿qué hacer frente a una crisis epiléptica?

El papel de las y los profesionales de enfermería durante una crisis epiléptica es fundamental. Se encargan de registrar el comportamiento del paciente antes, durante y después de la crisis. También, de aplicar técnicas para su compensación en caso de que la crisis no cese.

Imagen del articulo

La epilepsia es una enfermedad cerebral crónica no transmisible que afecta a, aproximadamente, 50 millones de personas en todo el mundo. El papel de las y los profesionales de enfermería durante una crisis epiléptica es fundamental, ya que se encargan de dejar un registro del comportamiento del paciente antes, durante y después de la crisis. También, de aplicar técnicas para su compensación en caso de que la crisis no cese.

La epilepsia se caracteriza por producir convulsiones recurrentes, es decir, episodios breves de movimiento involuntario que pueden involucrar a una parte o a todo el cuerpo. Estos episodios, en ocasiones, se acompañan de pérdida de la conciencia y el control de la función intestinal o vesical.

Las convulsiones se deben a la producción de descargas eléctricas excesivas en un grupo de células ubicadas en diferentes partes del cerebro.

Los episodios epilépticos pueden ser muy breves e implicar contracciones musculares; o prolongados, con convulsiones más intensas. Su frecuencia puede variar desde menos de una al año hasta varias al día.

Se estima que el 25% de los casos de epilepsia son prevenibles. La reducción de los traumatismos craneales, la administración de medicamentos y otros métodos para bajar la temperatura corporal en niños afiebrados, la disminución de los factores de riesgo cardiovascular, la eliminación de los parásitos en entornos tropicales y la educación sobre cómo evitar las infecciones pueden ser eficaces para prevenir la epilepsia.

Rol de la enfermería en las crisis de epilepsia

Es importante que las y los profesionales de enfermería describan y registren la hora de inicio del evento y la conducta previa del paciente (llanto, movimientos estereotipados). También, que señalen los factores desencadenantes (estimulación luminosa, auditiva, sensitiva, emocional, fiebre, sueño, alcohol, hipo/hiperventilación, menstruación).

Durante la crisis, es indispensable que observen los movimientos del paciente, y que describan y registren sus cambios de posición. Además, que señalen el sitio de comienzo de las convulsiones (mano, pulgar, boca) y que indiquen si se está en presencia de una fase tónica o clónica (sacudidas, partes corporales afectadas).

Otro aspecto a tener en cuenta es el rostro. Se debe analizar si en él existen cambios de color (palidez, cianosis o enrojecimiento) o transpiración.

Asimismo, deben observar la boca, describir y registrar su posición, desviación de la comisura y mordedura de la lengua.

Dos aspectos más a considerar son los ojos y el esfuerzo respiratorio. En el caso de los globos oculares, se debe observar la posición (hacia adelante, arriba o los lados) y las características de las pupilas (cambio de tamaño y reacción a la luz). En cuanto a la respiración, se debe describir y registrar la presencia y duración de apneas o de estertores.

Si existen otros eventos como micción o defecación involuntaria, también deben ser descritos.

Después de la crisis, las y los enfermeros deberán describir y registrar la hora de finalización, el estado de conciencia y motriz del paciente y sus signos vitales.

Fases de la epilepsia

Se conoce como período ictal a la convulsión propiamente dicha. Por su parte, el período interictal es aquel que sucede entre crisis convulsivas, donde la actividad cerebral es más normal.

En tanto, el período postictal es considerado aquel que ocurre posteriormente a una crisis convulsiva, cuando el cerebro se recupera.

¿Qué hacer en la Fase ictal?

  • Si se reconocen los signos, ayudar al paciente a sentarse o ir a la cama antes de que empiece la crisis.
  • Mantener la calma y tranquilizar al paciente y a su familia.
  • Garantizar que el paciente esté en un entorno seguro.
  • Controlar, pero permitir, todo tipo de movimiento convulsivo.
  • Asegurar la vía aérea.
  • Observar la forma de inicio de la crisis y el desarrollo de la misma.
  • Controlar el tiempo de duración de la crisis.

¿Qué hacer en la fase postictal?

  • Observar los síntomas sin interferir.
  • Analizar el nivel de conciencia y orientación temporoespacial.
  • Administrar oxígeno, si es posible.
  • Brindar ayuda sin imponerla.
  • Observar el tiempo de duración de esta fase.
  • Registrar, de forma minuciosa y pormenorizada, en la historia clínica del paciente, todos los datos recogidos.

¿Qué no debe hacer Enfermería durante la crisis epiléptica?

  • Introducir los dedos u objetos metálicos entre los dientes del paciente.
  • Administrar medicamentos orales.
  • Manipular los miembros afectados para impedir contracciones musculares.
  • Intentar la estimulación del paciente durante el periodo postictal.
  • Exigirle al paciente que se levante o darle agua.

Si la crisis no finaliza luego de 4 minutos, Enfermería deberá:

  • Canalizar una vía periférica con suero fisiológico.
  • Abrir la vía aérea y colocar un Guedel, si el paciente lo tolera.
  • Aspirar secreciones, si es preciso.
  • Administrar oxígeno a alto flujo.
  • Extraer sangre para que pueda ser analizada.
  • Administrar medicación según prescripción médica.
¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Geriatría

600 horas
Formación Integral en geriatría y gerontología

Medicina general

60 horas
Farmacología aplicada en atención primaria
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

OMS

Revistamedica.com

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios