Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ENFERMERÍA

La enfermería en la hemodiálisis

Las y los profesionales de enfermería tienen un rol protagónico en el área.

Imagen del articulo

Los aspectos más relevantes del artículo

  • Dicho cuidado se despliega en tres dimensiones.
  • Por un lado, la ejecución del tratamiento dialítico y farmacológico que pauta el nefrólogo.
  • Por otro, el seguimiento del paciente para lograr que el tratamiento sea eficaz.
  • Y, en tercer lugar, la implementación de estrategias de contención y asesoramiento para que el paciente se sienta seguro y a gusto.
  • También es esencial la detección y corrección de posibles complicaciones asociadas al tratamiento sustitutivo y a la enfermedad renal.

Las y los profesionales de enfermería tienen un papel protagónico en el cuidado integral de los pacientes con enfermedad renal que atraviesan un proceso de hemodiálisis. Dicho cuidado se despliega en tres dimensiones. Por un lado, la ejecución del tratamiento dialítico y farmacológico que pauta el nefrólogo. Por otro, el seguimiento del paciente para lograr que el tratamiento sea lo más eficaz posible. Y, en tercer lugar, la implementación de estrategias de contención y asesoramiento para que el paciente se sienta seguro y a gusto.

Se estima que 850 millones de personas en el mundo padecen de enfermedad renal y esta es responsable de al menos 2,4 millones de muertes al año, mientras que la lesión renal aguda afecta a más de 13 millones de personas en el mundo.

¿Qué es la hemodiálisis?

Es un tratamiento por medio del cual se filtra la sangre a través de un dializador.

Para comenzar el proceso, se colocan dos agujas en el brazo del paciente. Cada aguja está sujeta a un tubo blando conectado a la máquina de diálisis. Esta bombea la sangre, la filtra y la devuelve al organismo del paciente. Al hacerlo, verifica la presión arterial y controla qué tan rápido:

  • Fluye la sangre a través del filtro.
  • Se extrae el líquido del organismo.

Gracias a la hemodiálisis se filtran las toxinas y el agua de la sangre, función que realizan los riñones cuando no presentan un cuadro de insuficiencia. También, se controla la presión arterial y se equilibran los minerales importantes en la sangre como el potasio, sodio y calcio. De esta forma, permite que el paciente se sienta mejor y viva más tiempo.

Acciones técnicas de enfermería en la hemodiálisis

Durante el proceso de hemodiálisis, el o la profesional de enfermería realizará diversas tareas técnicas, como, por ejemplo:

  • Montaje y desmontaje de monitores.
  • Control de aguas, flujos, datos o conocimientos informáticos y técnicos de las máquinas que intervienen en el tratamiento.
  • Punción de las venas fistulizadas.
  • Tomas de constates vitales.
  • Manipulación de catéteres venosos centrales (CVC).
  • Vigilancia de signos y síntomas.
  • Atención y solución de complicaciones.
  • Recolección de muestras.
  • Administración de medicamentos por diferentes vías según las prescripciones médicas. 

La importancia del seguimiento del paciente

El seguimiento del paciente se centra en tres aspectos para asegurar la eficacia de la técnica de hemodiálisis: la vigilancia y el control de los parámetros de la diálisis, la vigilancia y el control del buen funcionamiento del acceso vascular, la detección y corrección de posibles complicaciones asociadas al tratamiento sustitutivo y a la enfermedad renal.

Parámetros de la diálisis

Los monitores de hemodiálisis proporcionan datos que permiten una evaluación continua de la eficacia del tratamiento, así como de la funcionalidad del acceso vascular. Es labor del profesional de enfermería la interpretación y registro de estos parámetros.

Acceso Vascular

Es la línea de vida del paciente y su buen funcionamiento constituye uno de los objetivos principales de los cuidados de enfermería; antes, durante y después de cada sesión de hemodiálisis. Se evalúa la funcionalidad y se registra la presencia de signos y síntomas que podrían provocar complicaciones o la pérdida del acceso a corto o a largo plazo.

Complicaciones

Las complicaciones, durante y después de la hemodiálisis, suelen estar relacionadas con la no tolerancia del paciente a la sesión (hipotensión, vómitos, dolor, calambres, etcétera) o con dificultades en la función del acceso vascular. Una evaluación continua de las constantes vitales ayuda a prevenir estas complicaciones de forma precoz.

Estrategias de contención y asesoramiento

A lo largo del proceso de diálisis es muy importante que la enfermera o enfermero proporcione al paciente ciertos lineamientos en cuanto a la dieta que debe seguir para que el resultado del tratamiento sea el esperado.

El paciente debe ser advertido de que será pesado antes y después de cada sesión, para conocer el peso que acumuló entre sesiones.

La evaluación del cumplimento dietético es llevaba a cabo para evitar complicaciones relacionadas con la hiperpotasemia, hipercalcemia o la hipervolemia.

Los profesionales de enfermería, asimismo, deben formar al paciente sobre las acciones necesarias para el cuidado del acceso vascular, y los signos y síntomas que requerirán consulta inmediata con los profesionales sanitarios.

Finalmente, existe una función indispensable para el cuidado holístico del paciente: la valoración de sus necesidades y el apoyo emocional, tanto al paciente como a su familia.

Dieta aconsejable para hemodiálisis

  • Se recomienda no beber más de 900 cc de agua por día.
  • Es recomendable no acumular entre sesiones más de 1kg a 1,5kg de peso.
  • No añadir sal a los platillos, controlar las raciones y evitar comidas que tengan mucho potasio.

Alimentos no recomendados:

  • Tomate (fresco)
  • Frutos secos
  • Chocolate
  • Uva
  • Plátanos
  • Frutos cítricos

Alimentos recomendados:

  • Aceite de oliva
  • Pasta
  • Arroz
  • Carne magra
  • Pescado
  • Fruta máximo 2 piezas al día (preferiblemente manzana, pera o sandia)
  • Fruta en almíbar (retirar el almíbar)
  • Lácteos desnatados, no más de 2 al día (leche o yogur)
¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Emergentología Medicina familiar

600 horas
Curso superior en medicina de urgencias

Obstetricia

600 horas
Formación integral en obstetricia
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

Escuelapacientes.riojasalud.es Enfermeria21.com Enfermeriablog.com Niddk.nih.gov

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios