Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ENFERMERÍA

Oxigenoterapia: una práctica vital para enfermería

La oxigenoterapia es un recurso muy importante en la práctica diaria de la enfermería. Cuando es aplicada de manera correcta impacta favorablemente en la evolución de distintas patologías. Se requiere educación continua en este tópico para un mayor beneficio de los pacientes.

Imagen del articulo

Los aspectos más relevantes del artículo

  • La administración de oxígeno resulta de gran utilidad en pacientes con insuficiencia respiratoria.
  • La correcta aplicación de la oxigenoterapia también es responsabilidad del profesional de la enfermería.
  • Es deseable que los y las profesionales incorporen este tópico a la educación continua.

La oxigenoterapia consiste en el uso terapéutico de oxígeno (O2) en concentraciones mayores a las del aire ambiental (21%). Constituye una indicación relevante en pacientes que padecen insuficiencia respiratoria. Allí el objetivo central es prevenir, o revertir, las consecuencias de la hipoxemia, mejorar la oxigenación de los tejidos y cubrir las necesidades metabólicas de los enfermos.

Pero como sucede con todo fármaco, la administración de O2 debe ser individualizada, en dosis óptimas y por medio de los dispositivos adecuados. Algo que, según una reciente revisión, no siempre sucede entre el personal de enfermería que se desempeña en el ámbito hospitalario.

Individualizar la oxigenoterapia

El artículo, publicado en la revista NPunto, lleva la firma de la enfermera Alba Moreno Obrador (Universidad Rovira i Virgili, España). Este consistió en una revisión de la bibliografía disponible y la extracción de información de 27 documentos publicados entre 2010 y 2021.

Algo central para la práctica diaria que deja el trabajo es que el empleo de O2 no resulta inocuo. Puede producir efectos adversos. En gran medida debido a la utilización de oxigenoterapia en concentraciones elevadas y durante un tiempo más que el necesario.

Al igual que sucede con la hipoxemia, la hiperoxemia plantea entonces dificultades en los pacientes admitidos. Durante la administración de oxigenoterapia, la liberación de radicales libres determina la posibilidad de toxicidad pulmonar directa por O2. Pero también es capaz de desencadenar una mayor acumulación de dióxido de carbono (CO2) en algunos pacientes.

La hipercapnia – más frecuentemente reportada en Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)- suele cursar con signos y síntomas característicos. Entre ellos se destacan: desorientación, obnubilación, temblor, taquicardia o hipertensión arterial. Aunque en fases avanzadas es factible encontrar también bradicardia e hipotensión arterial.

Otros efectos indeseables de la oxigenoterapia son el mayor riesgo de infecciones, la sequedad e irritación de las mucosas, e incluso la posibilidad de explosiones en aquellos pacientes que continúan con el hábito tabáquico.

“Tanto la hipoxemia, como la hiperoxemia, tienen consecuencias más allá de la toxicidad pulmonar por O2”, comenta Moreno Obrador. Y agrega que “es importante ser cautos en la administración de este gas inhalado”.

¿Cánulas nasales o máscaras en la oxigenoterapia?

Numerosos factores influyen en la selección de los dispositivos de administración de oxigenoterapia. Incluyen aspectos propios de los dispositivos, de los individuos o de la patología a tratar. Para Moreno Obrador, la elección de uno u otro método debe ser en gran medida guiada por el volumen de O2 que requiere el paciente.

Las cánulas nasales son dispositivos de bajo flujo y están indicadas en quienes necesitan bajas concentraciones de oxígeno. Con ellas, una parte del volumen inspirado por el paciente proviene del medio ambiente y es por eso que la fracción inspirada de O2 (FIO2) que, finalmente, recibe puede ser variable.

Se cree que con este dispositivo se alcanzan FIO2 que oscilan entre un 24% al 36%. Esto, por supuesto. guarda relación con el volumen por minuto del paciente. Pero también está claro que por encima de una FIO2 del 32% existe una mayor incidencia de complicaciones asociadas al uso de la cánula. Ocurren más frecuentemente epistaxis e irritación de la mucosa nasal.

La cánula nasal resulta cómoda, ya que permite hablar, comer, expectorar y dormir sin interrupción del aporte de oxígeno. Algo que no resulta tan sencillo de realizar con otros dispositivos, como por ejemplo las máscaras. Pero estas últimas, en sus distintas variantes, permiten controlar mejor la FIO2 que llega al paciente y administrar flujos de O2 más altos.

Cuidados de enfermería en pacientes que reciben oxígeno

“Quienes se desempeñan en enfermería son responsables del manejo de estos sistemas y tienen el deber de conocer sus características y uso”, comenta Moreno Obrador. Entre otros cuidados. incluye el control regular del ajuste y la posición de la cánula o máscara, el mantenimiento de las fosas nasales libres de secreciones, o el fomento de una adecuada higiene bucal en usuarios de oxigenoterapia.

También, resulta vital que el profesional revise en cada turno que el flujo indicado y el suministro de O2 coincidan. Además, es necesario un correcto monitoreo de la saturación del paciente con oximetría de pulso.

Los valores deseables de saturación de O2 van del 94% al 98% en aquellos pacientes con enfermedades agudas. En cambio, quienes tienen riesgo de insuficiencia respiratoria con hipercapnia, el valor de saturación debe rondar entre el 88% al 92%.

En el artículo se mencionan, como errores más comunes en quienes utilizan cánulas nasales, a la mala posición del dispositivo, desconexiones, o la presencia de cables acodados o aprisionados. En aquellos que reciben O2 por máscara se destacan: el desajuste entre el flujo del gas recibido por el paciente y la FIO2 indicada. O bien el cierre con cinta del orificio, o ventana regulable, de la máscara.

Moreno Obrador enfatiza la necesidad de formación continuada en esta práctica vital. “La oxigenoterapia tiene la capacidad de enriquecer la calidad de vida de los pacientes y aumentar las expectativas de vida”, comenta. Aunque advierte que “para evitar complicaciones, y lograr una evolución positiva de la patología a tratar, debe ser realizada de manera adecuada”.

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Emergentología Medicina familiar

600 horas
Formación integral en emergentología para enfermeros y auxiliares de la salud

Medicina intensiva

200 horas
Formación integral en cuidados intensivos para enfermería
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

-Moreno Obrador, Alba. Actualización de la oxigenoterapia y el uso de la terapia inhalada por vía no invasiva en enfermería. NPunto Vol. V Número 49. Abril 2022: 4-26

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios