Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

Estrategias para evitar las interrupciones en Enfermería

En el entorno sanitario se ha desarrollado una “cultura de la Interrupción” que impacta negativamente en el desempeño de enfermeras y enfermeros, puesto que aumenta las probabilidades de omisiones, lapsus y errores.

Un estudio indicó que enfermeras y enfermeros de un servicio de traumatología estaban expuestos, en promedio, a unas 12 interrupciones por hora. Esto significa que atravesaban una interrupción cada cinco minutos. En el entorno sanitario se ha desarrollado una “cultura de las Interrupciones”, aceptada y sostenida por las y los profesionales de la salud. Esta cultura impacta negativamente en el desempeño de las y los profesionales de enfermería puesto que aumenta las probabilidades de omisiones, lapsus y errores.

El riesgo de cometer un error relacionado con la administración de un fármaco se incrementa un 12,7% por cada interrupción. La cifra se duplica si existen 4 interrupciones y se triplica si ocurren 6 o más.

¿Por qué se interrumpe constantemente al profesional de enfermería?

Las enfermeras y los enfermeros raramente son capaces de completar una actividad sin ser interrumpidas/os. Esto puede deberse a varios factores:

  • Son los principales proveedores de información al paciente y su familia e, incluso, a otros profesionales sanitarios.
  • Son vistos, por los pacientes, visitantes y otros compañeros, como personas accesibles, simpáticas, serviciales y resolutivas, incapaces de decir “no” o hacer esperar.
  • Se consideran mejores profesionales por ser capaces de llevar a cabo varias tareas a la vez y resolverlas en el menor tiempo posible.
  • La política de algunos centros de salud de mantener “puertas abiertas” a las visitas o el diseño de plantas de hospitalización donde la zona de trabajo se sitúa muy cerca del tránsito de visitantes, juegan un papel importante a la hora de explicar este fenómeno.

Tipos de interrupciones en enfermería

La interrupción ocurre cuando se suspende una tarea principal para que se pueda realizar otra secundaria. Las interrupciones pueden ser clasificadas como:

  • Intrusiones (encuentros inesperados con alguien que interrumpe la actividad principal, temporalmente).
  • Distracciones (reacciones psicológicas desencadenadas por estímulos externos o ambientales o por actividades secundarias, que interrumpen la concentración en la tarea primaria).
  • Pausas (recesos planificados o espontáneos de una tarea).
  • Discrepancias (incertidumbres percibidas por el profesional sobre sus propios conocimientos).

Las interrupciones varían según la unidad y el momento

De acuerdo con una investigación, el número de interrupciones experimentadas por enfermeras y enfermeros varió de 0,4 a 13,9 por hora, dependiendo del tipo de unidad observada. Las interrupciones fueron más frecuentes durante actividades de cuidado directo al paciente, terapia medicamentosa y documentación.

Por otra parte, existió un mayor número de interrupciones en la unidad pediátrica, hecho que puede deberse a que se trata de un ambiente de cuidado cuya población presenta características fisiológicas y de desarrollo particulares. Asimismo, es un espacio dinámico y de alta rotación de familiares, acompañantes y profesionales.

Estrategias para evitar las interrupciones en enfermería

Generar zonas de no interrupción

Se trata de habilitar, dentro de la habitación donde se prepara la medicación, una zona especialmente diseñada donde no se permitan interrupciones. Para ello, se puede pintar un círculo color rojo en el suelo, con el fin de que cuando una enfermera se encuentre dentro de él no sea interrumpida y pueda concentrarse en realizar una correcta preparación de la medicación potencialmente peligrosa.

La señalización de esta zona se puede reforzar con letreros que indiquen que el personal dentro de la zona delimitada necesita concentración.

Otra forma podría ser separar esta zona con una cortina, también de color rojo, donde, además, exista un cartel con el texto “por seguridad del paciente, no interrumpir”.

La idea retoma el concepto de “cabina estéril” (sterile cockpit) utilizado en aviación, que establece que no se debe interrumpir a los pilotos (a menos que ocurra una emergencia) durante los momentos de mayor riesgo, tales como despegue, aterrizaje y otras operaciones que se lleven a cabo a menos de 10.000 pies de altura.

Utilización de un código de vestimenta

Esta estrategia promueve que, durante la tarea de administración de la medicación, las enfermeras y los enfermeros utilicen un delantal y una gorra de un color llamativo con la etiqueta “Administrando medicación: no interrumpir”. En un centro hospitalario de Estados Unidos se llevó a cabo esta idea. La utilización de esta vestimenta redujo el número de interrupciones en un 64% y, consecuentemente, el número de errores asociados con la medicación.

Establecer una hora protegida

Implica que el centro de salud designe una hora, generalmente al principio del turno, para que las enfermeras y los enfermeros puedan enfocarse en realizar una correcta comunicación durante el relevo y una preparación segura de la medicación. Para que esta estrategia sea efectiva es preciso retrasar cualquier otro requerimiento, a menos que se trate de una emergencia, hasta que esa hora termine. Esto significa no atender o derivar llamadas telefónicas de admisión, dudas de pacientes y/o familiares o consultas no urgentes del resto de compañeros del equipo sanitario.

En un hospital donde se realizó esta práctica durante seis meses, se redujo significativamente el número de interrupciones y de errores en la administración de fármacos.

Uso del no positivo

Cuando ocurra una interrupción, las y los profesionales de enfermería deben responder, primero, asertivamente (reconocer la importancia de la demanda). Luego deben expresar el “no” (explicar por qué no pueden responder a ella de forma inmediata) y terminar con otro sí (indicar cuándo y cómo se le atenderá a quien solicite intervención de una enfermera o enfermero).

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Obstetricia

600 horas
Formación integral en obstetricia

Emergentología Medicina familiar

600 horas
Curso superior en medicina de urgencias
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios