Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

Estudio relaciona consumo de bebidas azucaradas en el embarazo con riesgo de asma en la infancia

La incidencia se ubica en niños de entre siete y nueve años.

Imagen del articulo

Los niños de entre siete y nueve años de edad pueden presentar un mayor riesgo de desarrollar asma si consumen grandes cantidades de fructosa en la primera infancia o si sus madres bebieron muchas bebidas azucaradas durante el embarazo, según una nueva investigación publicada por Annals of the American Thoracic Society (Anales de la Sociedad Torácica Americana).

Unos 1.068 binomios madre-hijo participaron en el Proyecto Viva, un estudio longitudinal con sede en el este de Massachusetts (Estados Unidos) y diseñado para encontrar formas de mejorar la salud de madres y sus hijos.

“Estudios previos relacionaron la ingesta de bebidas endulzadas con jarabe de maíz con alto contenido de fructosa con el asma en niños, pero hay poca información respecto a cuándo, durante el desarrollo temprano, la exposición a la fructosa podría influir en la salud posterior”, explica Sheryl L. Rifas-Shiman, autor principal del estudio e investigador senior asociado en Harvard Medical School y Harvard Pilgrim Health Care Institute.

Después de su primer y segundo trimestre, las madres que participaron en el estudio completaron cuestionarios sobre su consumo de alimentos y bebidas, incluidos refrescos y bebidas de frutas regulares. Cuando sus hijos llegaron a la primera infancia (3,3 años), las madres completaron otro cuestionario para informar el consumo de una variedad de alimentos y bebidas por parte de sus hijos, incluidos refrescos y bebidas de frutas regulares. Con base en estas respuestas, los investigadores calcularon la ingesta de fructosa y analizaron los resultados en función de los cuartiles de consumo de bebidas azucaradas y fructosa.

Los autores describieron que era importante observar el consumo de fructosa porque es un contribuyente importante al consumo total de azúcar y puede tener efectos específicos en la vía aérea.

El asma a mediados de la infancia fue determinada por una madre que informó el diagnóstico de asma de un médico, más el uso de sibilancias o medicación para el asma durante el año anterior.

Los autores señalaron que otros estudios han encontrado vínculos entre la obesidad y el asma y entre las bebidas endulzadas con azúcar y la ingesta alta de fructosa y el aumento del riesgo de asma. Estudios recientes sugieren que además de aumentar el riesgo de asma por la obesidad, la fructosa en sí misma puede causar inflamación en los pulmones.

Las limitaciones del estudio incluyen el hecho de que un estudio observacional no puede mostrar causa y efecto, y los participantes del estudio eran en su mayoría de familias más acomodadas, por lo que los hallazgos pueden no ser generalizables para familias socioeconómicamente desfavorecidas.

Aún así, Rifas-Shiman dijo considera que “evitar la ingesta alta de bebidas azucaradas durante el embarazo y en la primera infancia podría ser una de varias maneras de reducir el riesgo de asma infantil”.

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Emergentología Medicina familiar

600 horas
Curso superior en medicina de urgencias

Medicina familiar Medicina general

400 horas
Curso superior en medicina interna. MKSAP 18
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios