Loading...

Información, datos y testimonios de calidad formativa para tu crecimiento

Da tu primer paso hacia nuevos conocimientos. Cursos 100% online para profesionales de la salud.

ACTUALIDAD

Problemas cardíacos después de la COVID-19: ¿qué dicen las informaciones más recientes?

Varios estudios se encargaron de analizar la correlación entre la COVID-19 y diversos problemas cardíacos. A continuación, un repaso por los más importantes.

Imagen del articulo

Los aspectos más relevantes del artículo

  • Según un estudio que analizó los registros médicos de 50.000 veteranos de Estados Unidos, aquellos que habían tenido COVID-19 enfrentaron riesgos mayores de tener 20 afecciones. cardiovasculares.
  • Los investigadores dicen que estas complicaciones pueden ocurrir incluso en personas que parecen haberse recuperado por completo de un cuadro leve de COVID.
  • En otro estudio realizado en Inglaterra se concluyó que las personas que habían sido hospitalizadas con COVID-19 tenían aproximadamente 3 veces más probabilidades que las personas no infectadas de enfrentar problemas cardiovasculares.
  • Otro estudio más pequeño realizado en el mismo país no encontró más propensión a este tipo de problemas entre los pacientes recuperados de COVID.
  • Se espera que el estudio RECOVER, que tiene como objetivo seguir a 60.000 personas durante 4 años en más de 200 sitios de los Estados Unidos, aporte datos más concretos respecto de este tema.

A fines de 2020, en plena emergencia sanitaria por COVID-19, las y los especialistas advertían sobre el potencial daño que la infección causaba al corazón. Insistían en que las personas que habían presentado un cuadro agudo de COVID debían realizar un seguimiento cardiológico. Dos años después, varios estudios se encargaron de analizar esta correlación entre la enfermedad y diversos problemas cardíacos. A continuación, un repaso por los más importantes, retomados de un artículo publicado en la revista Nature.

¿Cuántas personas están en riesgo respecto a problemas cardíacos?

En un estudio de este año, los investigadores usaron registros del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) de E.E. U.U. para estimar con qué frecuencia la COVID-19 provoca problemas cardiovasculares. Descubrieron que las personas que habían tenido la enfermedad enfrentaron riesgos mayores de tener 20 posibles afecciones cardiovasculares. Incluidos, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, en el año posterior a la infección. Los investigadores dicen que estas complicaciones pueden ocurrir incluso en personas que parecen haberse recuperado por completo de un cuadro leve de COVID. De hecho, muchas que no habían sido hospitalizadas tenían un aumento del 8% en la tasa de ataques cardíacos. Además del de 247% en la tasa de inflamación cardíaca.

La investigación fue llevada adelante por Ziyad Al-Aly, epidemiólogo de la Universidad de Washington en St. Louis, y sus colegas. Se trata de uno de los esfuerzos más extensos para caracterizar lo que sucede con el corazón y el sistema circulatorio después de la fase aguda de COVID-19. 

Para realizar la pesquisa, las y los investigadores compararon a más de 150.000 pacientes mayores que se habían recuperado de la COVID-19 aguda con sus pares no infectados, así como con un grupo de control previo a la pandemia.

¿Existen advertencias sobre el estudio?

A pesar de su gran tamaño, es preciso considerar ciertas advertencias respecto del estudio VA, dicen los investigadores. En primer lugar, es observacional, lo que significa que reutiliza datos que se recopilaron para otros fines, un método que puede introducir sesgos. Por ejemplo, el estudio considera solo a los mayores, los datos están sesgados hacia los varones blancos

Daniel Tancredi, médico de la Universidad de California, señala otra posible fuente de sesgo. Uno de los grupos de control en el estudio VA tuvo que pasar más de un año sin contraer el SARS-CoV-2 para ser incluido en el estudio. Podría haber diferencias fisiológicas que hicieran que el grupo de control fuera menos propenso a contraer la enfermedad. Esto también podría afectar su susceptibilidad a problemas cardiovasculares. Aún así, Tancredi cree que el estudio estuvo bien diseñado y que es probable que cualquier sesgo sea mínimo

Frente a este panorama, los médicos expresan que es necesario tener precaución. Un panel de expertos convocado por el Colegio Estadounidense de Cardiología recomienda a los médicos que evalúen a nivel cardiológico a las personas que tuvieron COVID-19 y presentan factores de riesgo como ser mayores o inmunodeprimidos.

¿Qué plantean otros estudios sobre la relación entre la COVID y los problemas cardíacos?

Los datos del sistema de atención médica de Inglaterra muestran que las personas que habían sido hospitalizadas con COVID-19 tenían aproximadamente 3 veces más probabilidades que las personas no infectadas de enfrentar problemas cardiovasculares importantes dentro de los ocho meses posteriores a su hospitalización. 

Un segundo estudio encontró que, en los 4 meses posteriores a la infección, las personas que habían tenido COVID-19 tenían un riesgo aproximadamente 2,5 veces mayor de insuficiencia cardíaca congestiva en comparación con las personas que no lo habían presentado.

Los efectos indirectos de la pandemia de COVID-19, como las citas médicas perdidas, el estrés y la naturaleza sedentaria del aislamiento en el hogar, probablemente contribuyeron aún más a la carga cardiovascular de muchas personas, sugieren los científicos.

Sin embargo, estos números no coinciden con lo que algunos investigadores han visto en la clínica. En un pequeño estudio de 52 personas, Gerry McCann, especialista en imágenes cardíacas de la Universidad de Leicester, Reino Unido, y sus colegas, encontraron que las personas que se habían recuperado después de haber sido hospitalizadas con COVID-19 no tenían una mayor tasa de problemas cardíacos que las que tenían un grupo de personas con condiciones subyacentes similares pero que no se infectaron. 

¿Cómo están recopilando más información los investigadores?

Las respuestas a muchas preguntas sobre los impactos a largo plazo de COVID-19 podrían provenir de un gran estudio llamado RECOVER, que tiene como objetivo seguir a 60.000 personas durante 4 años en más de 200 sitios de los Estados Unidos. El estudio incluirá participantes con COVID prolongado, personas que se infectaron y se recuperaron y otras que nunca se infectaron. Se estudiará a niños, adultos, personas embarazadas y a los bebés que nacieron durante el ensayo.

La mayoría de los participantes de RECOVER completará cuestionarios sobre su salud y se someterá a pruebas no invasivas. Aunque a un 20% de los participantes adultos se le insertarán temporalmente pequeños tubos en los corazones para obtener mediciones localizadas de indicadores como la presión arterial y los niveles de oxígeno. Después de varios años, los científicos esperan haber completado un catálogo de síntomas de COVID prolongado.

En el Reino Unido se desarrolla un proyecto similar, llamado estudio post-hospitalización COVID-19 o PHOSP-COVID. Este estudio multicéntrico se centra en personas que fueron hospitalizadas con COVID-19 y tiene como objetivo descubrir la prevalencia de síntomas duraderos, quién tiene mayor riesgo y cómo el virus causa problemas de salud persistentes. Hasta ahora, el grupo descubrió que solo alrededor de una cuarta parte de las personas que fueron hospitalizadas se sienten completamente recuperadas un año después de la infección. El equipo identificó marcadores inmunológicos que están asociados con los peores casos de COVID prolongado. 

Evidentemente los estudios que analizan el devenir cardiológico de las personas que tuvieron COVID-19 resultan muy importantes para que no experimenten una disminución en su calidad de vida a largo plazo.

¡ALCANZÁ TU MÁXIMO POTENCIAL!

Te recomendamos estos cursos

Cardiología Medicina familiar

600 horas
Curso superior de cardiología

Cardiología

400 horas
Formación integral en enfermería cardiovascular
SEGUÍ ESPECIALIZANDOTE
Contenido exclusivo incluido en nuestros planes de estudio para enfermeros
Conocé mas sobre todo lo que incluyen nuestras membresias QUIERO SABER MÁS
Fuente/s:

Nature

COMENTARIOS

0 0 Votos
Calificación
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios